¿Qué es el botox y cuál es su uso en tratamientos estéticos faciales?

Seguramente hayas oído hablar del Botox o toxina botulínica y es posible que ya tengas una opinión al respecto de su utilización en tratamientos estéticos faciales. Nosotros queremos contarte todas las novedades que existen alrededor de este tratamiento utilizado para rejuvenecer el rostro y prevenir arrugas.

¿Qué es la toxina botulínica?

Se conoce coloquialmente como Botox, pero su nombre médico para uso con fines estéticos, es toxina botulínica. Botox es su nombre comercial, que fue adquirido por la compañía Allergan en el 1988. Es posible que hayas oído decir que se usó como arma química en la segunda guerra mundial, con el propósito de paralizar (literalmente) al enemigo. Realmente, nunca se llegó a utilizar. Lo que sí surgió de estas investigaciones que se hicieron durante la guerra es su utilización en aplicaciones terapéuticas y más tarde en estética.

Lo que se aprovecha de esta toxina es su capacidad de producir una parálisis muscular localizada y limitada en el tiempo, de allí viene su aplicación periódica ya que el efecto desaparece pasados unos meses. Entre sus aplicaciones terapéuticas encontramos su uso en el tratamiento de estrabismo, de migrañas o para bloquear las glándulas sudoríparas de pacientes que transpiran excesivamente, entre otros.

¿En qué tratamientos estéticos faciales se utiliza?

El principal propósito de la toxina botulínica (Botox) es el de tratar las arrugas de expresión del rostro, o lo que es lo mismo, los pliegues que aparecen en la piel con la edad. Desde aquéllos que aparecen en el entrecejo hasta las de la frente, como las del contorno de los ojos.

¿En qué consiste el tratamiento y cuáles son sus ventajas?

Se administra -de manera practicante indolora- gracias a una aguja extrafina. Una vez infiltrado en el músculo de la zona que se desea tratar, produce una relajación del mismo e inhibe su movimiento. La ventaja número uno de usar Botox, frente a otros tratamientos de estética, es que no hace falta pasar por quirófano ya que evitamos la cirugía. Además se puede aplicar en cualquier época del año, sin tener en cuenta la exposición solar, y sus efectos son inmediatos.

Reserva tu consulta online SIN COMPROMISO
con nuestros médicos profesionales.

 

Este tratamiento es un tratamiento principalmente preventivo: al relajar la zona a tratar se consigue que el paciente deje de generar arrugas y por lo tanto su piel se mantendrá más firme y más lisa, aunque pasen los años. Realmente cuanto antes se empiece utilizar la toxina botulínica como tratamiento anti-aging, mejor.

¿Por qué es importante ponerse en buenas manos?

Si hay una cosa que han entendido las gurús de la belleza, es la importancia de ponerse en manos de un buen experto. Administrar toxina botulínica no lleva un protocolo robótico. Es más, los expertos en Botox son verdaderos artistas de la aguja. Cada rostro es distinto y ha de ser tratado de forma personalizada. Solo un profesional con mucha experiencia y con un gusto exquisito sabrá pinchar para que el resultado final sea bonito. Para que nos entendamos: nadie quiere la cara de Nicole Kidman de hace unos años, sin arrugas pero sin expresión alguna. No se trata de cambiar el rostro del paciente o borrarle la expresión al más puro estilo “filtro de Instagram”. Se trata de borrar el pasar del tiempo en la piel y prevenir la formación de nuevas arrugas, pero sin perder la personalidad y siendo capaz de sonreír de una forma natural y que no dé miedo.

Si usamos a la actriz Nicole Kidman como ejemplo, es porque en el momento de apogeo del Botox en Hollywood, cuando se le fue de las manos a los cirujanos y médicos estéticos de Beverly Hills, tuvieron que intervenir los directores de películas y los directores de casting. Como lo oyen. Se llegó a decir que antes de contratar a los actores para un proyecto, estos se aseguraban de que no se inyectarían nada en la cara durante el rodaje.

Nuestro consejo es que pruebes la técnica de nuestra medico experta en medicina estética, la doctora Katayoun Eftekhar, que utiliza la técnica del famoso cirujano plástico de Brasil, Mauricio de Maio.

Pide ya tu cita en ITYOS para una consulta.

Fdo. Ana Ureña

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *